Los secretos de la mente millonaria

T. Harv Eker

“Si tu patrón financiero subconsciente no está programado para el éxito nada de lo que hagas o aprendas hará cambiar las cosas.” Las influencias de la infancia nos producen pensamientos y hábitos contraproducentes. Hay que sustituir tus modos de pensar por “archivos de riqueza” para lograr pensar y triunfar como los ricos.

El autor:

Quería ser prospero, pero no podía, tenía miedo al fracaso o a triunfar y volver a fracasar.

Un amigo de mi padre (que era rico) me dijo: “yo empecé igual que tú, siendo un completo desastre, pero después me dieron unos concejos que cambiaron mi vida y me gustaría pasártelos a ti. Si no te está yendo como te gustaría es porque hay algo que no sabes. “Los ricos piensan de manera igual, los de clase media piensan de otra manera y los pobres de otra.” Esos modos de pensar orientan sus acciones y determinan sus resultados. “Si pensamos y actuamos como los ricos seremos ricos.”

Entonces aprendí técnicas y estrategias para programar mi mente a modo de riqueza. Me comprometí a lograr mi éxito y juré no abandonar hasta lograrlo, ser determinado, no pensar a corto plazo ni desviarme. Aprendí que mi mente era mi mayor obstáculo para lograr el éxito asique no alimente los pensamientos que me alejaban de él. Finalmente empecé a tomar acciones y abrí una tienda de fitness. Abrí sucursales y vendí todo a USD 1.600.000, luego hice consultoría empresarial individualizada, luego puse una escuela de negocios y di seminarios.

Me di cuenta que dos personas escuchan lo mismo y solo una tiene éxito, eso se debe a que la que no tiene éxito tiene las herramientas (ideas) pero no la caja de herramientas (mentalidad de éxito).

“Este libro es para pensar como rico, para hacerte rico.” Es para tener un patrón financiero programado para el éxito. Lo que creemos que sabemos es nuestro mayor obstáculo al éxito. Tus modos de pensar te han llevado a donde estas ahora. Si quieres pasar a un nivel de vida superior tienes que desprenderte de tu modo de pensar y de ser y adoptar otros nuevos. Los resultados a la larga hablarán por sí mismos.

Primera parte: Tu patrón del dinero

Vivimos en un mundo de dualidades (polos), arriba-abajo, derecha-izquierda, etc.

Tienes que ser la persona adecuada, en el lugar adecuado, en el momento adecuado. ¿quién eres? ¿cómo piensas? ¿en qué crees? ¿cuáles son tus hábitos? ¿qué piensas de ti? ¿cómo es tu carácter? ¿confías en ti? ¿cómo te relacionas con los demás? ¿sientes que mereces la riqueza? ¿Cuál es u actitud para actuar a pesar del miedo y los inconvenientes? ¿eres capaz de actuar a pesar de tu humor?

Tu carácter, tu forma de pensar y tus creencias es lo que determina tu prosperidad.

Tus ingresos pueden crecer solo hasta donde crezcas tú. El 80% de la población vive como dormidos al volante, trabajan y piensan de modo superficial, basándose solo en lo que ven, viven solo en el mundo visible, no poseen la capacidad interna para crear y conservar mucho dinero ni para afrontar los retos de tener más dinero y más éxito, por eso no quieren tener más dinero, viven en la situación que les resulta cómodo manejar. Los millonarios pueden perderlo todo y recuperarse porque tienen su mente millonaria, su termostato financiero está puesto en la posición miles de millones.

Las raíces crean los frutos: Las personas miran los frutos, los resultados, pero los que los crean son las semillas, las raíces. Lo que no se ve es lo que crea lo que se ve. “Si quieres cambiar los frutos tendrás que cambiar las raíces, si quieres cambiar lo visible, debes cambiar primero lo invisible.” Cuando trabajamos en nuestro mundo interior la vida fluye positivamente, cuando lo descuidamos la vida se nos complica. Es inútil que pongas atención en los frutos que ya has cultivado, solo puedes cambiar los frutos del mañana si fortaleces las raíces.

Los 4 cuadrantes: Vivimos en 4 planos de existencia, Físico, Mental, Emocional, Espiritual.

Nuestro plano (mundo) físico es el resultado de los otros 3. (mente, emoción y espíritu). Para cambiar nuestro mundo físico debemos cambiar nuestro mundo mental, emocional y espiritual. La riqueza, la salud, son resultados (frutos) son síntomas de lo que está sucediendo por debajo. La única forma de cambiar tu mundo exterior es cambiar tu mundo interior. “Si no te va bien en tu mundo exterior es porque tampoco vas bien en tu vida interior.”

Un poderoso secreto para el cambio: Las “declaraciones”. Lo que oyes lo olvidas, lo que ves lo recuerdas, lo que haces lo entiendes. Una declaración es la intención de lograr algo en el futuro. Debes emprender todas las acciones necesarias para hacer realidad tu intención (debes declarar tus intenciones) Di tus declaraciones frente al espejo todas las mañanas y noches.

Declaración: “mi mundo interior crea mi mundo exterior, tengo una mente millonaria.”

¿Cuál es tu patrón del dinero y cómo se ha formado? El patrón financiero que tenemos nos determina el destino económico. El patrón financiero es nuestra programación mental y forma de ser sobre el dinero.

Proceso de manifestación: Los pensamientos llevan a los sentimientos, estos a las acciones, y estas a los resultados. P -> S -> A -> R

Nuestro patrón financiero está compuesto por nuestros pensamientos, sentimientos y acciones financieras. Nuestro patrón se formó en el pasado, cuando éramos niños, lo programó nuestro entorno más cercano familiar y social. Ese condicionamiento pasado hace que pensemos como pensamos hoy.

Nuestra mente está condicionada. Tu programación lleva a tus pensamientos, estos a tus sentimientos, estos a tus acciones y estas a tus resultados. Prog -> P -> S -> A -> R

Cambiando tu programación das el primer paso esencial para cambiar tus resultados.

Estamos condicionados por: programación verbal (lo que oíamos de niños), modelos de referencia (lo que veíamos de niños) e incidentes concretos (lo que vivimos de niños).

Programación verbal: De niños oíamos a nuestra familia hablar mal sobre los ricos y aprendimos que no se debe tener dinero para no ser malas personas. Tu condicionamiento subconsciente determina tus pensamientos, estos a tus decisiones, estas a tus acciones y ellas a tus resultados.

Condicionamiento -> Pensamientos -> Decisiones -> Acciones -> Resultados

4 elementos para programar tu patrón del dinero: Conciencia: para cambiar tu patrón primero debes reconocer que existe. Comprensión: reconocer que el origen de tu patrón viene de afuera de ti (de otras personas). Disociación: ahora puedes separarte de él a fin de elegir dónde quieres estar mañana. Reacondicionamiento: reprogramar el condicionamiento subconsciente para la riqueza.

Declaración: “Decido adoptar nuevas formas de pensar que contribuyan a mi felicidad y prosperidad.”

Modelos de referencia: De niños aprendemos todo de los modelos de referencia que tenemos alrededor, “de tal palo, tal astilla”, somos mono de repetición. Manejamos las finanzas como nuestros padres lo hacían o por rebeldía del modo opuesto. “No debemos ahorrar para tiempos difíciles, debemos hacerlo para tener la libertad financiera.” Para algunos el dinero es sinónimo de ira, cuanto más dinero, más ira, entonces para deshacerse de la ira se deshacen del dinero. Ahora estas personas tienen 2 problemas, económicos e ira. Mientras tengan ira, por más dinero que tengan nunca tendrán paz interior y felicidad.

“Si tu motivación para ganar dinero procede del miedo, rabia, necesidad de demostrar lo que vales, el dinero nunca te dará felicidad. Si la motivación procede de lograr la paz interna y la libertad financiera o la prosperidad el dinero te dará felicidad.” Si buscas el dinero por seguridad es porque tienes inseguridad, esta proviene del miedo, y si tienes miedo no tendrás felicidad. Cuanto más dinero tengas, más miedo tendrás, más infelicidad, porque el dinero no es el problema, es el miedo. Miedo a perderlo, a robo o a pagar muchos impuestos. “El miedo es un hábito.” El dinero no puede convertirte en algo que ya eres, no aumentará tu valía, no va a demostrar lo que vales, si no piensas así, es porque sientes que no vales lo suficiente, siempre el problema es el mismo. “Tu mundo interior crea tu mundo exterior.” Tu mundo exterior es el reflejo de tu mundo interior. Si te crees insuficiente, harás que nunca halla suficiente. Si crees que vales mucho, crearás mucha riqueza y abundancia. Debemos cambiar la motivación para obtener dinero, dejar la ira, el miedo y las apariencias, la necesidad de demostrar lo que vales. Debemos instalar nuevas motivaciones para obtener dinero, la contribución, la intencionalidad y la alegría,de este modo nunca tendrás que deshacerte del dinero para ser feliz.

Pasos para el cambio del modelo de referencia: “Conciencia” ¿cómo eran los hábitos del dinero de tus padres? “Comprensión” ¿qué efecto tuvieron esos hábitos en tu vida financiera? “Disociación” ¿comprendes que esos hábitos te fueron inculcados y que puedes ser distinto? “Declaración” pon la mano sobre tu pecho y di: “tenía el modelo de referencia de los demás ahora yo tengo el mio”. “tengo una mente millonaria.”

Incidentes concretos: Lo que experimentaste de niño sobre el dinero moldeo tus ilusiones y creencias sobre el dinero. Si el dinero era algo malo hoy te deshaces del dinero, simple. Si soy mujer y mi papá era el que tenía y administraba el dinero eso espero de mi matrimonio y me deshago del dinero.

Dos modos diferentes de pensar sobre el dinero: -Para obtener placer inmediato (un helado, si no los dejas gastar ese dinero creen que les quitas el placer de su vida) Para acumularlo como medio para obtener la libertad. (si gastan su dinero gastan su libertad)

La clave es comprender que no tratas con el dinero, sino con los patrones, luego de comprender que los patrones son diferentes podes relacionare de modo que funcione para ambos, no hay que enfadarse con el otro, hay que entenderlo, identifica que es lo importante para el otro, lo que lo motiva y sus temores, esas son sus raíces.

Pasos para el cambio de los incidentes concretos: Dialogar con la otra persona, tomar conciencia y analizar que vivió de niño sobre el dinero, revisar los incidentes emocionales y financieros de la infancia. ¿qué significa el dinero para él, placer, libertad, seguridad, posición social? Dialogar y fijar nuevos objetivos y actitudes en conjunto sobre la comprensión del dinero y el éxito. Crear juntos una lista de actitudes y acciones a tomar de aquí en adelante. Colgar a lista en la pared y cuando surja una discusión leer la lista con tranquilidad dejando de lado las emociones y viejos patrones.

¿Para qué está preparado tu patrón del dinero? ¿Estás preparado para ganar 20.000, 30.000 60.000 100.000 o más de 250.000 dólares al año? ¿Estás programado para gastarlo o para ahorrarlo, administrarlo bien o mal, elegir inversiones ganadoras o perdedoras? Si estas programado para poco te juntas con una pareja para poco y así puedas permanecer en tu zona de confort y validar tu patrón. Lo bien o mal que te vaya en tus negocios no es por tus conocimientos es por tu patrón del dinero. ¿para qué estoy programado? Mira tus resultados, mira tu cuenta bancaria, mira tus ingresos, mira tu fortuna neta, mira tú éxito con las inversiones y en los negocios, mira si eres gastador o ahorrador, mira s administras bien el dinero, mira lo constante o inconstante que eres, mira lo duro que trabajas por tu dinero, mira tus relaciones donde hay dinero de por medio, ¿cuesta conseguir el dinero o llega fácil?, tienes un negocio o un empleo.

El termostato mantiene la temperatura, si quieres otra temperatura reprogramas el termostato. La prosperidad económica se cambia reprogramando tu patrón del dinero (tu termostato económico). Puedes tener la mejor formación sobre economía (tus herramientas) pero sin un buen patrón del dinero (tu caja de herramientas) esos conocimientos serán inútiles. Tus ingresos pueden crecer hasta donde lo hagas tú. Tu patrón del dinero estará contigo y permanecerá igual hasta que lo identifiques y lo cambies.

Para cambiar tu patrón del dinero: Ser consciente, observarse a uno mismo, los pensamientos, miedos, creencias, hábitos, acciones o inacciones. Somos como robots actuando por condicionamiento del pasado. Ser conscientes es saberlo y así poder cambiarlo, para poder elegir como actuar siempre, es vivir y actuar como queremos hoy y no como lo hicimos en el pasado, condicionados y así poder actuar aprovechando todo el potencial y no arrastrados por los miedos y la inseguridad del pasado. “Tú no eres el contenido, eres el vaso, no eres el software, eres el hardware”. Sabiendo esto puedes liberarte de todos tus pensamientos y hábitos que no contribuyen a tu riqueza y sustituirlos por pensamientos y hábitos que si lo hagan. “Todos nuestros pensamientos pagan alquiler en nuestra cabeza.” Cada pensamiento que tenemos puede ser una inversión o un costo, pueden acercarte a la felicidad o alejarte, por eso es muy importante que elijamos bien cuales son nuestros pensamientos. “Nada tiene significado excepto el que se le da.” No creas nada de lo que dices, no le creas a ninguno de tus pensamientos, cree en pensamientos de riqueza. Piensa y actúa como los ricos y tendrás los resultados de los ricos.

Segunda parte: Los archivos de riqueza

Son 17 formas de pensar y actuar de los ricos a diferencia de los pobres. Toda información que entra en nuestra cabeza es encarpetada para su fácil acceso, para ayudarte a sobrevivir. Ante cualquier situación acudimos a estos archivos mentales para saber cómo actuar, en situaciones de dinero buscamos en la carpeta del dinero y decidimos que hacer. El problema es que tu elección no es exitosa, lo que para ti es perfectamente lógico puede producir resultados negativos. Ejemplo: una mujer va al shopping, ve un bolso en oferta y lo compra, pero nunca pensó: es bonito, barato, pero aún tengo una deuda de 3000 asique me abstengo. No se le ocurrió eso porque no hay ningún archivo en su cabeza que lo contenga, falta el archivo: “cuando estés endeudada no compres más”, nunca fue instalado en su cerebro y no existe, por eso no puede elegir esa opción. Si en tu cerebro solo tienes archivos que no contribuyen al éxito económico, esas serán las únicas elecciones que podrás realizar y los únicos resultados que podrás obtener. Para cambiar los resultados debemos dejar de hacer lo que hasta hoy considerábamos correcto y hacer lo que hacen los ricos. Si aprendes los archivos de riqueza y los utilizas tendrás mejores resultados, no alcanza con saberlos, debes hacerlos.

Archivo N° 1

Los ricos piensan: “Yo creo mi vida”

Los pobres piensan: “La vida es algo que me sucede”

Debemos asumir la responsabilidad de nuestra prosperidad y no ponernos en el rol de víctimas: “pobre de mí”. Logrando ser pobres hacen el papel de víctimas, pero no lo son.

Características de las personas víctimas: La culpa: “Todo tiene la culpa menos yo” no se salva ni Dios de asumir la culpa. Las justificaciones: “El dinero no es realmente importante” Por eso nunca tienen dinero, porque no le dan importancia. A lo igual que si no le das importancia a las personas, ellas se van y se alejan de ti. Tratan de validar su ineptitud con el dinero haciendo comparaciones irrelevantes: “El dinero no es tan importante como el amor” ¿Qué es más importante, el brazo o la pierna? Las dos, paga tus servicios e impuestos con amor, si puedes. Las quejas: Es lo peor que puedes hacer por tu prosperidad, si te enfocas y haces algo eso se expande y crece, si te quejas obtienes más desgracia, más quejas. Si una persona no fracasa en sus resultados no necesita culpar a nadie, ni justificarse o quejarse, esas acciones negativas son de los fracasados para aliviar su estrés. Tus pensamientos crean tus acciones, piensa en éxito, no en quejas. No existe ninguna víctima que sea rica. Los victimas quieren llamar la atención, buscan la aprobación de los demás, dicen: “me encanta lo que haces por mi” son egoístas, no piensan en el otro, solo  en ellos mismos y en lo que a ellos les pasa, no es una relación de 2, solo de 1, no buscan la riqueza para poder seguir siendo víctimas. Si separas el amor de la atención, quedas liberado para amar a las personas sin esperar que hagan algo por ti. Debes elegir ser rico o víctima, no se puede ser las dos cosas. Tu creas todo lo que hay en tu vida, poco o mucho, bueno o malo, riqueza o pobreza.

Acciones: Cada vez que culpes a alguien, que te justifiques o te quejes pasa tu dedo por el cuello como degollándote financieramente, es para eliminar ese hábito destructivo. Has un informe de una cosa que te haya ido bien y una mal, luego responde: ¿Cómo has creado cada una de esas situaciones? ¿Cuál fue mi responsabilidad en esas situaciones? Así serás más responsable y verás las estrategias que te funcionan y las que no.

Archivo N° 2

Los ricos juegan el juego del dinero para ganar.

Los pobres juegan para no perder.

Los pobres juegan a la defensiva con 0 probabilidades de ganar. Su preocupación es la supervivencia y la seguridad, en vez de la riqueza y la abundancia. Buscan la comodidad, buscan precio, siempre comen barato.

Acciones: Anota 2 objetivos de abundancia de ingresos anuales, aspira a las estrellas, y de fortuna neta.

Archivo N° 3

Los ricos se comprometen a ser ricos.

Los pobres desean ser ricos.

Los pobres piensan que no deben ser ricos porque si después lo pierden sería un fracaso, la gente solo los querrá por su dinero, pagarán más impuestos, es demasiado trabajo, la salud decaerá, los familiares les dirán quién se creen, los criticarán, todos le pedirán dinero, les robarán, podrían secuestrar a sus hijos, tendrán que administrar mucho dinero, es demasiada responsabilidad, deberán aprender sobre inversiones, estrategias impositivas, proteger sus ahorros, tener contador y abogado, etc. Subconscientemente no quieren la riqueza y no están dispuestos a hacer lo que haga falta para crearla. Los ricos están comprometidos a crear riqueza, no son contradictorios.

3 niveles de querer ser rico: 1er nivel, quiero ser rico, si me cae del cielo lo agarro, querer solamente no nos lleva a ningún lugar, todos quieren ser ricos y no lo son. 2do nivel, elijo ser rico, me decido a convertirme en rico, soy responsable de crear mi realidad de riqueza. 3er nivel, me comprometo a ser rico, me dedico sin reservas a dar el 100% para obtener riqueza, a hacer lo que haga falta durante el tiempo que haga falta, no hay excusas, ningún “pero”, “talvez”, el fracaso no es una opción, seré rico o moriré en el intento. Hacerse rico requiere enfoque, valor, conocimientos y pericia, el 100% de tu esfuerzo, no rendirse nunca, disposición mental de rico, creer que puedes ser rico y que mereces serlo. “Si no estás total y completamente comprometido a crear riqueza no la obtendrás.” ¿Estás dispuesto a renunciar a todo por lograr la riqueza?, los ricos sí.

Archivo N° 4

Los ricos piensan en grande.

Los pobres piensan en pequeño.

Se te pagará en proporción al valor que tú le das a los demás. Tu valor en el mercado está determinado por oferta, demanda, calidad y cantidad. A cuantas más personas les das valor, más ganas. Juega a lo grande y no a lo pequeño. La mayoría juega a lo pequeño por miedo al fracaso, al éxito y por sentirse pequeños, indignos, no tan buenos para influir en los demás. No se trata de ti, sino del valor que le das a los demás, la vida se trata de añadir valor a las futuras generaciones, nuestros talentos son para usarlos en beneficio de la mayor cantidad de personas posible, esto implica jugar en grande y para eso debemos estar dispuestos. El empresario es una persona que soluciona problemas a la gente y obtiene a cambio una ganancia, es un solucionador de problemas, a cuantos más ayudes, más ganas, si lo haces a millones de personas te vuelves rico a nivel mental, espiritual, emocional y económico. No debemos dejarnos gobernar pro nuestro “yo egocéntrico” basado en el miedo, que nos impide vivir nuestro máximo potencial personal y aportar a los demás. Debemos compartir nuestros dones en lugar de fingir que no los tenemos, debemos jugar a juego de la vida a lo grande. Los pensamientos y acciones pequeñas nos arruinan e insatisfacen. Los pensamientos y acciones grandes nos liberan, nos dan abundancia y significado.

Declaración: Con la mano en el pecho di: “Pienso en grande, elijo ayudar a millones de personas”

Acciones: Anota tus talentos, donde podrías utilizarlos en mayor medida y como podrías hacerlo, 3 diferentes estrategias de cómo solucionar problemas a un grupo de personas más grande del que lo haces actualmente.

Archivo N° 5

Los ricos se centran en las oportunidades.

Los pobres se centran en los obstáculos.

Los ricos ven oportunidades y no obstáculos, ven crecimiento potencial y no pérdidas potenciales, se centran en recompensas y no en riesgos, ven el vaso medio lleno y no medio vacío, son responsables de sus acciones y resultados, se hacen cargo de responsabilidades y consecuencias, no se basan en el miedo ni analizan lo que podría ir mal. Dicen: “funcionará porque yo haré que funcione” y no dicen: ¿y si no funciona?, espero que funcione o no va a funcionar. Confían en que tendrán éxito, en sus capacidades y en su creatividad, si algo saliera mal sabrán cómo encontrar otro modo de tener éxito, no será una catástrofe, no esperan fracasar, confían en ellos mismos, están dispuestos a arriesgar para tener recompensas porque saben que si pierden pueden recuperar su dinero, no ven obstáculos, asumen riesgos con bases, no se lanzan a perder, investigan, averiguan, toman decisiones basados en información y hechos solidos pero no se toman todo el tiempo del mundo, hacen lo que pueden en el menor tiempo posible y deciden meterse o no, cuando ven oportunidades toman acción para tener suerte y no dan vueltas durante meses o años, no las pierden por miedo a la mala suerte, para luego decirse: “la perdí porque me estaba preparando”, se centran solo en lo que quieren y nunca en lo que no quieren que les pase.

Ley de atracción: Aquello en lo que te centras se expande. Al centrarte en las oportunidades éstas aparecen y abundan, en cambio si te centras en problemas y obstáculos tendrás más. “Aquello en lo que te enfocas determina lo que encuentras” céntrate en las oportunidades y es lo que encontrarás. Maneja los obstáculos a medida que surjan, pero mantén la mirada siempre en tu meta, sigue avanzando hacia tu objetivo, usa tu tiempo y energía en crear lo que quieres. No debes basar tu vida en la resolución de problemas, apagando el fuego, así iras hacia atrás. Debes emplear tu tiempo, tu mente y cuerpo en avanzar sin cesar a tu meta. Céntrate en ganar, conservar e invertir tu dinero, nunca en gastar tu dinero.

Prepárate lo más rápido posible, toma acción y después corrige en el camino: “Preparen, fuego, apunten.” Nunca podremos saberlo todo, conocer el futuro, lo que pasará. La vida es como un camino sinuoso, podemos ver hasta la siguiente curva, solo al llegar allí podremos ver más allá. Metete en el juego con lo que tengas y donde te encuentres, solo entra en el ruedo, comienza, avanza. Si quieres emprender algo que no conoces empieza como empleado, aprende desde dentro, has contactos, observa el mecanismo, veras oportunidades de crear algo nuevo o darte cuenta que no te gusta. La acción derrota a la inacción, los ricos ven una oportunidad y se abrazan a ella, se ponen en marcha, confían que una vez dentro del juego podrán tomar decisiones inteligentes, ir haciendo correcciones, ajustando las velas sobre la marcha y se hacen más ricos. Los pobres creen que deben saberlo todo con antelación, lo que es imposible, y por eso no hacen nada, se siguen preparando y cada vez son más pobres.

Declaración: “Me preparo, disparo, apunto.”

Acciones: Entra en el juego, piensa en el proyecto que quieres poner en marcha, olvídate de esperar lo que estabas esperando, comienza ahora con lo que tengas, aprende como funciona, deja las excusas y ve por ello, hazlo. Practica el optimismo, cuando te digan que hay un problema piénsalo como una oportunidad, no importa lo que te digan los demás. Céntrate en lo que tienes, no en lo que no tienes, haz una lista de las cosas que hay en tu vida y por las que estas agradecido. “Si no aprovechas lo que tienes no tendrás nada más.”

Archivo N° 6

Los ricos admiran a los ricos y prósperos.

Los pobres detestan a los ricos y prósperos.

Los pobres ven el éxito de los demás con resentimiento, celos, envidia y los critican. Como tienen una mala imagen de los ricos, y quieren ser buenas personas, nunca querrán actuar como ricos ni podrán serlo. Creen que los ricos se han llevado todo el dinero y no queda nada para ellos, son pobres porque le molestan los ricos y debido a que le molesta la riqueza nunca podrán tenerla y siempre serán pobres.

Los pensamientos al entrar en tu mente no son ni buenos ni malos, correctos o incorrectos, pero pueden influir positivamente o negativamente en tu felicidad y prosperidad. Cuando somos negativos o tenemos malos pensamientos de los demás inmediatamente tenemos que detectarlo, observarnos, y neutralizar la negatividad cambiando esos pensamientos no estimulantes por pensamientos positivos y constructivos. Los pobres dicen: “los ricos son deshonestos” y los diarios los publican en sus noticias y terminamos creyendo que todos los ricos son malas personas y decidimos no ser como ellos, nunca ser ricos, porque es algo muy malo, pero en realidad no ser rico es algo malo porque dependemos de los demás, no somos responsables de nuestra vida, no podemos ayudar a nadie porque no tenemos nada que dar, los demás nos deben dar a nosotros. En las mejores casas encontraras a las mejores personas en su carácter y en su economía, son los más honorables, honrados y puros, auténticos, ahorradores y cuidadosos. Con el dinero podés hacer un mayor bien que sin él. Con el dinero se imprimieron las biblias, se construyeron las iglesias, se envían misioneros y se les paga a los predicadores. Ser ricos honradamente es nuestro religioso deber. Es un error pensar que para ser piadoso debemos ser pobres. Debemos generar confianza, ¿harías negocios con alguien con alguien en quien no confías? Para ganar mucho dinero mucha gente debe confiar en ti, para eso debes ser totalmente digno de confianza. Otros rasgos necesarios para ser rico: Ser positivo, fiable, centrado, decidido, persistente, trabajador, enérgico, bondadoso, líder (comunicador competente), inteligente y experto en algún área. Las personas más ricas son las más agradables y más enérgicas, hacen muchas obras de caridad y donaciones, decir lo contrario es ignorancia, tener resentimiento hacia los ricos es una forma de permanecer en la pobreza. Tenemos que cambiar este hábito, en vez de tener resentimiento a los ricos debemos admirarlos, bendecirlos y amarlos, de este modo, cuando seas rico sentiras que te admiran, bendicen y aman. La filosofía huna (Hawái) dice: “bendice aquello que quieras”, si te molesta lo que los demás tienen jamás podrás tenerlo.

Declaración: Admiro, bendigo y amo a la gente rica y yo también voy a ser rico.

Archivo N° 7

Los ricos se relacionan con personas positivas y prósperas.

Los pobres se relacionan con personas negativas y sin éxito.

Los ricos aprenden y se motivan de otros ricos y prósperos, dicen: si ellos pueden yo también puedo. Tomando modelos de referencia es la mejor forma de aprender. Los ricos agradecen que otros hayan tenido éxito antes que ellos porque ahora pueden copiar ese patrón y les será más fácil alcanzar sus metas. Los ricos son maestros del dinero, para obtener nuestra riqueza debemos copiar sus métodos para crear riqueza, imitar sus estrategias y su disposición mental para obtener el mismo resultado.

Los pobres, al ver la prosperidad de los ricos, los juzgan, critican, burlan, tratan de rebajarlos a su propio nivel, es imposible aprender de quien rebajas. Cuando conozcas alguien rico averigua como piensa, averigua e intercambia sus contactos, hazte amigo de él, la energía es contagiosa, es preferible ser amigo de una persona prospera que, de uno con actitudes negativas, no te sometas a la energía negativa de los arruinados. ¿Qué hacer si eres próspero y positivo y estas rodeado de gente negativa? No te molestes en tratar de cambiar de mentalidad a esa gente, eso depende de ellas, sigue mejorando tu vida con lo que has aprendido, sé el modelo de referencia, sé prosperó, sé feliz, entonces los demás verán la luz en ti y querrán un poco, “ante la luz, la oscuridad se disuelve”, si ellos quieren preguntarte tu secreto díselo, hay que trabajar mucho para permanecer en la oscuridad cuando hay luz a tu alrededor. Para mantenerte tranquilo, pacifico, centrado y enfocado piensa: “todo lo que me sucede es para ayudarme.” Es más difícil estar tranquilo y centrado cuando estas con gente negativa, si puedes permanecer firme a tus principios mientras los demás te condenan y dudan de ti, crecerás más rápido y más fuerte. Cuando te critiquen o pases un mal momento recuerda que nada tiene significado excepto el que nosotros le demos, todo significa lo que pensamos y queremos que signifique, las críticas no son críticas, sino pruebas para ser más fuertes, aprovecha la negatividad de otras personas para recordar cómo es que no deseas ser y lo poco atractiva y desfavorable que resulta esa manera o estrategia de pensar, actuar y vivir, limítate  pensarlo pero no se lo digas, no los condenes, no los critiques, no los rebajes, no los juzgues por ser como son y por hacer lo que hacen, si lo haces significa que eres igual a ellos. Yo no viviría con una persona que fuese negativa y se queje de mi deseo de aprender y crecer a nivel personal, espiritual, económico, no me haría eso a mí mismo porque me respeto a mí y a mi vida, merezco ser extremadamente próspero y feliz. La gente negativa es contagiosa, nos hacen retroceder, la energía es contagiosa, rodearnos de gente prospera nos hace prósperos, la gente optimista te aporta optimismo, Dios los crea y ellos se juntan, la gente gana lo mismo que sus amigos, puede oscilar en un 20% de lo que ganan sus amigos. La gente rica va a jugar golf para juntarse con otros ricos y prósperos, hacer contactos, lo importante no es lo que sepas sino a quien conozcas, si quieres volar con las águilas no nades con los patos, relaciónate con personas prósperas y aléjate de las personas negativas, retírate de situaciones toxicas, no hay razón para entrar en discusiones, insultos o ponerse a hablar mal de alguien, tampoco intoxicarse con la televisión toxica, escucha los campeones. Los ricos no tienen nada de especial o diferente de los pobres, solo piensan como millonarios y no como pobres. Es cuestión de reconocer que somos iguales a los ricos, igual de dignos de riqueza y actuar en consecuencia, si quieres conocer o tocar a un rico conviértete en uno, en vez de burlarte de ellos tómalos como modelo de referencia, en vez de alejarte de ellos ve a conocerlos, si ellos pueden tú también.

Declaración: Imito y me relaciono con ricos y prósperos. Si ellos pueden yo puedo.

Acciones: Lee y mira biografías de ricos, (Andrew Carnegie, John D. Rockefeller, Mary Kay, Donald Trump, Warren Buffett, Jack Welch, Bill Gates, Ted Turner). Utiliza sus historias para inspirarte, para aprender sus estrategias de éxito y su disposición mental. Mézclate con ricos y cuando estés con negativos aléjate inmediatamente, deja de ver tele basura, aléjate de las malas noticias.

Archivo N° 8

Los ricos se promocionan y venden sus productos.

Los pobres no se promocionan ni venden sus productos.

Si te sientes mal ante una venta o promoción tienes un obstáculo hacia el éxito y no tienes dinero, no se puede obtener dinero si no estás dispuesto a dar a conocer tu existencia, virtudes, servicio o producto. Si no te gusta vender es porque has experimentado una venta agresiva, molesta inoportuna, te sentís rechazado cuando tratas de vender, te da miedo el fracaso y el rechazo, pero recuerda: “el pasado no es igual al futuro”, de chico te enseñaron que es de mala educación tratar de promocionarse, pero si no promocionas lo tuyo, nadie lo hará. La arrogancia hace que te creas que no necesitas promocionarte y que todo el mundo vendrá tras de ti en tu búsqueda, pero no es así, el mercado está lleno de productos y servicios, por más que los tuyos sean los mejores, si nadie los conoce, no los venderás, pobreza por arrogancia. Los ricos son excelentes promotores, están dispuestos con pasión y entusiasmo a promocionar sus productos, sus servicios, sus ideas, son expertos en envolver sus productos y valía para hacerlos sumamente atractivos.

A Robert Kiyosaki se lo reconoce como autor de super-ventas y no de super-escritura, la venta del libro da más dinero que escribirlo. Toda empresa depende de la venta. Los ricos y prósperos son líderes y promotores, tienen seguidores y partidarios, eso se logra siendo un experto vendedor, inspirando y motivando a los demás para que sean partícipes de tu visión, todas las personas se venden a sí mismos, incluso el mismo presidente de Estados Unidos Donald Trump. Los líderes ganan mucho más dinero que los seguidores.

¿Por qué debes vender tu valía? Todo depende de tus creencias, ¿crees de verdad en tu valía? ¿crees en lo que ofreces? ¿crees que lo que tienes puede beneficiar a otros que sepan de su existencia? Si tú crees en tu valía no se lo debes ocultar a los demás, no puedes esperar que los demás lo adivinen o lean tus pensamientos, no debes ser tímido, frio o tener miedo, no debes tener problema con promocionarte a ti mismo o a tus productos, debes creer en ti y en tus productos. Si crees verdaderamente en que tu producto puede ayudar a otros debes hacer que se enteren la mayor cantidad de personas posibles, de este modo ayudas a los demás y te haces rico.

Declaración: “promociono mi valía con pasión y entusiasmo”

Acción: Empieza a representar algo en lo creas verdaderamente, aprende y conviértete en un experto en mercadotecnia y ventas para promocionar tu valía con éxito e integridad.

Archivo N° 9

Los ricos son más grandes que sus problemas.

Los pobres son más chicos que sus problemas.

El camino hacia la riqueza no es un paseo por el parque, es un viaje lleno de curvas, desvíos, obstáculos y trampas, por eso pocas personas elijen este camino. Los pobres no quieren problemas, complicaciones, responsabilidades, ni pensar demasiado. Los ricos y prósperos son más grandes que sus problemas, los pobres y sin éxito son más chicos que sus problemas por eso evitan los problemas, ven uno y salen corriendo, así evitando los problemas tienen el peor de todos, siguen en la pobreza, sin dinero. No debemos evitar, deshacernos o acobardarnos ante un problema, debemos crecer nosotros para ser más grande que los problemas, si tenemos un problema que requiere un nivel de carácter y actitud 5 y somos nivel 2 nos parecerá “un gran problema” pero si creces y ahora tienes un nivel 8 ese mismo problema de nivel 5 te parecerá chico, si has trabajado muchísimo en crecer y ahora eres de nivel 10 el problema de nivel 5 ni siquiera será un problema, tu cerebro no lo registra como tal, lo tomas como un incidente normal que puedes manejar como lavarte los dientes. Los problemas siempre están, seas rico o pobre, lo que importa no es el tamaño del problema sino el tuyo. Si tienes grandes problemas en tu vida es porque tu estas siendo pequeño para manejarlos y poder resolverlos, tu mundo exterior es reflejo de tu mundo interior, deja de centrarte en el tamaño de tus problemas y empieza a centrarte en el tamaño de ti mismo, cuando sientas que tengas un gran problema señálate a ti mismo y di: “pequeño yo” eso te despertará y volverás a centrarte en tu tamaño y en como crecer. No te pongas en el rol de víctima y decídete a ser una persona más grande que los problemas y nada te saque de tu felicidad y prosperidad, cuando mayores problemas puedas resolver, mayores negocios, responsabilidades y empleados podrás dirigir, tendrás más clientes, más dinero y más riqueza podrás administrar. “Tu riqueza puede crecer únicamente hasta donde crezcas tu”, debes crecer hasta superar cualquier problema u obstáculo que se interponga hacia tu riqueza, prosperidad y tu capacidad de poder conseguirla. Saber y poder conservar la riqueza es un gran desafío, tu capacidad mental no debe ser menor que tu riqueza o tus logros porque los perderás, la caja de herramientas debe ser más grande que las herramientas, debes conservar tu dinero y hacer que crezca velozmente, eres tu contenedor de riqueza, si tu contenedor es pequeño y el dinero es grande lo perderás, se rebalsará y desparramará por todos lados, no se puede tener más dinero de lo que tu contenedor puede almacenar, debes crecer para ser un contenedor más grande para poder contener y atraer más riqueza.

Los ricos no se enfocan en los problemas, se enfocan en la meta que quieren alcanzar, la mente se centra en una cosa a la vez, o estas quejándote del problema o estás trabajando en la solución, los ricos se centran en las soluciones, ocupan su tiempo y energía en adoptar estrategias planificadas para resolver desafíos presentes y eliminar su reaparición futura, no evitan, no esquivan ni se quejan de los desafíos, son guerreros económicos, se conquistan a sí mismos, los pobres gastan su tiempo quejándose de los problemas. Si te conviertes en experto en manejar desafíos y superas cualquier obstáculo nada puede detenerte, eres imparable, puedes lograr lo que quieras.

Declaración: “Soy más grande que cualquier problema, puedo manejar cualquier desafío”

Acciones: Cuando te enfrentes a un problema o desafío señálate y di: “pequeño yo, puedo manejar esto, soy más grande que cualquier problema” escribe el problema y 10 posibles soluciones, así dejarás de pensar en el problema y pensarás en la solución, lo solucionarás y te sentirás mejor.

Archivo N° 10

Los ricos son excelentes receptores.

Los pobres son malos receptores.

La gente no alcanza su pleno potencial económico porque son malos receptores, tienen un pobre nivel de recepción, pueden legar a ser buenas dando pero malas recibiendo, existen varios motivos por los que a la gente les cuesta recibir, se sienten indignas, no merecedoras, baja autoestima debido a nuestro condicionamiento, haber oído muchas veces “no” en vez de “si”, escuchado “lo estás haciendo mal” en vez de “lo estás haciendo bien”, “eres estúpido” en vez de “eres impresionante” y cundo nos elogian sentimos que no estamos a la altura de sus expectativas, que no somos bastante buenos, nos enseñaron a tener “miedo al castigo”, “si haces algo mal serás castigado”, fueron nuestros padres, profesores, la religión “no iras al cielo”, tenemos tan arraigado el condicionamiento del castigo que cuando cometemos un error nos castigamos inconscientemente, cuando nos portábamos mal no teníamos caramelos, ahora creemos que no debemos tener dinero, que debemos limitar nuestras ganancias, saboteamos inconscientemente nuestra prosperidad, nuestra mente condicionada está llena de archivos de archivos de programación pasada con significados, historias, dramas y desastres inventados, puedes hacerte rico para demostrar lo que vales pero así nunca podrás ser feliz, búscate otro motivo para ser rico, debes reconocer que lo que tú crees que vales o te han dicho vales “es una historia inventada”, nada tiene significado excepto el que nosotros le demos, el ser o no ser valioso lo haces tú, tú lo inventas, solo tú eres el que decide si va a ser valioso o no, si tú decides que eres valioso lo eres, es tú perspectiva, vives dentro de tu propia historia, nuestro inconsciente va buscando lo malo de nosotros y nos dice que no valemos lo suficiente, pero a los animales como la ardilla esto no les pasa, ella nunca dirá: “este año no voy a recolectar muchas nueces para prepararme para el invierno porque no valgo lo suficiente”, pero puede llegar a pensar diferente si la condicionamos a tener miedo al castigo, si un roble de 30 metros tendría el condicionamiento de la mente humana solo crecería 3 metros. Todas las personas son dignas y valiosas, no pierdas tiempo pensando si lo eres o no y dedícate de inmediato a realizar las acciones que necesitas para ser rico y próspero.

Dar no es mejor ni peor que recibir, los que te dicen “es mejor dar que recibir” es porque ellos quieren que tú des para ellos recibir, pero no es mejor el frio ni el calor, izquierda o derecha, dentro o fuera, es absurdo, por cada uno que recibe hay uno que da, si no estás dispuesto a recibir estas arrancando de ti a quienes quieren darte y haces que los demás no puedan darte y se sientan mal, los ricos están dispuestos a recibir, por eso son cada vez más ricos, los pobres no están dispuestos.

El dinero es como la lluvia, llueve en todos lados pero se acumula solo en los lugares adecuados, debemos estar dispuestos a recibir todo lo que los demás no quieran recibir, debemos aceptar que el dinero fluya hacia nosotros, ricos y pobres trabajan mucho pero el rico cree que debe ser recompensado por el valor y esfuerzo que aporta a los demás, en cambio el pobre cree que no merece ser recompensado por su baja autoestima, se ponen en el rol de víctimas, como son víctimas consideran que deben recibir pobreza y por ser pobres creen que son mejores personas, más piadosos, más espirituales, más buenos, pero en realidad solo son más pobres.

Como sentirse bien teniendo dinero mientras otros tienen poco: piensa ¿qué bien le haces a la sociedad siendo pobre? ¿a quién podrías ayudar siendo pobre? Si eres pobre pasas a ser una carga para la sociedad, es más efectivo ser rico y poder ayudar a los demás, si tienes los medios para tener mucho dinero hazlo, utiliza los medios que tienes al máximo, se rico y ayuda a los demás que no los tienen, eso tiene más sentido que seguir haciéndote pobre y no ayudar a nadie, los pobres te dirán que si eres rico serás mezquino y avaricioso, pero no te lo creas, ellos lo dirán para justificar su fracaso financiero y validar su rol de víctimas.

El dinero potencia los rasgos de tu carácter: si eres amable, generoso serás más amable, más generoso, si eres mezquino, serás más mezquino. Debemos tener el hábito de ser buenos receptores del dinero, estar abiertos a recibir dinero y sentirnos felices, emocionados y en gratitud al recibirlo, pensar: “soy un imán para el dinero”, primero amplia tu caja receptora, después observa cómo llega el dinero hasta llenarla, una vez que expandas tu capacidad para recibir, recibirás, te debes abrir a recibir y recibirás dinero, amor, paz y felicidad, el modo en que haces cualquier cosa es el modo en que haces todo, tal como eres en un área determinada eres en todas, si te bloqueas a recibir dinero, te bloqueas a recibir todo, la mente generaliza las acciones y actitudes, debes decir gracias al recibir tus bendiciones.

Declaración: “soy un excelente receptor, estoy abierto y dispuesto a recibir enormes cantidades de dinero, amor, paz y felicidad en mi vida.”

Acciones: practica las actitudes que te convertirán en un excelente receptor, cada vez que te hagan un cumplido di “gracias”, no lo devuelvas a esa persona, eso te permite poseerlo, no desviarlo y dales la oportunidad de gozo al darte el cumplido. Cada vez que recibas dinero celébralo con entusiasmo, di “soy un imán para el dinero, gracias” así estarás abierto a recibir más, has cosas que te permitan sentirte rico y merecedor, que vives en abundancia, date gustos y la vida te dará más.

 Archivo N° 11

Los ricos eligen cobrar por resultados.

Los pobres eligen cobrar por tiempo trabajado.

Los pobres necesitan la seguridad de un sueldo fijo, pero esa tranquilidad tiene un precio: nunca podrán ser ricos, vivir basándose en la seguridad es vivir basándose en el miedo de no poder ganar lo suficiente de acuerdo con mi rendimiento, asique me conformo con ganar lo justo para sobrevivir cómodo. Los ricos tienen sus propios negocios, prefieren que se les pague según sus resultados que producen, los ingresos vienen de sus beneficios, trabajan a comisión o porcentaje de los ingresos, compran acciones y participan de sus beneficios, sus ganancias son proporcionales al riesgo, creen en si mismos, en su valor y capacidad de intercambiar valor por dinero. Los pobres no creen en si mismos ni en su valor y capacidad, por eso necesitan “garantías”, cambian tiempo por dinero, el problema de esa estrategia es que el tiempo es limitado, le ponen limite a sus ingresos, así nunca serán ricos, “jamás pongas techo a tus ingresos” puedes vender 50.000 bolígrafos en un segundo, pero nunca podrás atender a 50.000 pacientes personalmente, tu tiempo es limitado, debes multiplicarte. La gente tiene miedo a cobrar por sus resultados porque tiene miedo a romper su viejo condicionamiento, creen que cobrar por tiempo es lo normal, los padres son protectores, quieren la seguridad económica de sus hijos, nos exigen un trabajo con sueldo seguro, nunca te harás rico trabajando para otro por un sueldo, si te vas a emplear hazlo por porcentaje o trabaja para ti, haz tu propio negocio, trabaja a comisión, compra acciones y gana porcentajes de los ingresos de la compañía, crea siempre la situación de cobrar según tus resultados, si tienes tu propio negocio te ahorraras muchos impuestos deduciendo de tus gastos (auto, viajes, casa, etc.) por esa razón vale la pena tener tu propio negocio, compañía o empresa, los propietarios de negocios tienen beneficios fiscales, también puedes ser vendedor a comisión o entrar en una red de mercadeo, pero nada es gratis, todo funciona si tu o haces funcionar, requiere conocimiento, practica, tiempo y energía, la única manera de ganar lo que verdaderamente te mereces es cobrar en función de tus resultados.

Declaración: “quiero y elijo que se me pague de acuerdo con mis resultados”

Acción: elabora un plan para cobrar por resultados individuales y por porcentaje de tu compañía o empresa, hazlo de inmediato, únete a una red de mercadeo, crea un negocio de asesoría enseñando a otros lo que sabes y cobra en función de porcentajes de tus resultados.

Archivo N° 12

Los ricos piensan: “las dos cosas.”

Los pobres piensan: “o esto o lo otro.”

Los ricos viven en un mundo de abundancia, los pobres viven en un mundo de limitaciones, en la escases, ambos viven en el mismo mundo físico pero su punto de vista es diferente, los pobres creen que solo hay lo justo para todos nunca hay suficiente, no se puede tener todo, el rico sabe que puede tener todo lo que quiera, ¿quieres dinero o significado en tu vida? “las dos cosas”, los pobres elijen siempre una sola opción, los ricos las dos porque saben que con un poco de creatividad pueden obtener lo mejor de las dos situaciones, cuando debas elegir entre dos cosas pregúntate ¿cómo puedo obtener ambas? Esta pregunta cambia tu vida de la escases y limitación a las posibilidades y la abundancia, los pobres elijen entre el dinero y los otros aspectos de la vida, piensan que el dinero no es tan importante como las otras cosas, ¿qué es más importante, tu pierna o tu brazo? las dos cosas, el dinero es un lubricante, te permite deslizarte por la vida en lugar de tener que arrastrarte, te da libertad para comprar lo que necesites y libertad de hacer lo que quieras con tu tiempo, te permite disfrutar de lo más exquisito de la vida y de poder ayudar a los demás, te permite no gastar tu tiempo y energía en preocupaciones por no tener dinero, la felicidad también es importante como el dinero, las dos cosas, no son excluyentes, una no es más que la otra, los pobres piensan “o soy rico o soy feliz” es una mala programación mental, los ricos piensan “soy rico y feliz” puedes tener la torta y también comerla, los pobres creen que no merecen los placeres de la vida de modo que se conforman con poco, piensan en poco y se ¿preguntan ¿por qué no tengo nada? Pregúntate ¿de qué sirve el dinero si no puedes disfrutar de él? El dinero está hecho para que disfrutes de él, debes tener dinero y disfrutar de sus beneficios, el dinero es ilimitado, todos los días imprimen más y puede emplearse infinidad de veces el mismo billete creando infinidad de valor en el mundo, el dinero no se agota, se fabrica para representar el valor que cada uno aporta, cuanto más valor aportamos al mundo más billetes se fabrican para representarlo, hazte rico y agregarás dinero a la sociedad y cada uno tendrá más dinero, puedes ser amable, afectuoso, bondadoso, generoso, espiritual y rico, el dinero no es malo ni bueno, te ayudará a ser más amable, afectuoso, etc, ser generoso y afectuoso viene de tu corazón, no de tu cuenta bancaria, ser puro y espiritual viene de tu alma, ser rico no te hace bueno o malo, creer que el dinero puede hacerte bueno o malo es tener una mala programación mental que no te ayuda a prosperar, a ser feliz y no ayuda a quienes te rodean. Piensa siempre en “las dos cosas” en todas las situaciones y tendrás una vida sin límites.

Declaración: “siempre pienso las dos cosas”

Acciones: Siempre piensa, pregúntate y practica como crear modos de tener las dos cosas, cada vez que gastes dinero piensa que ese dinero pasará por muchas personas y creará valor para cada una de ellas, piensa en ti como un modelo de conducta para los demás, se amable, generoso, afectuoso y rico.

Archivo N° 13

Los ricos se centran en su fortuna neta.

Los pobres se centran en su sueldo.

La riqueza se mide en la fortuna neta y no en los ingresos del sueldo, la fortuna neta es el valor de todo lo que posees menos todo lo que debes, los factores que determinan tu fortuna neta son: los ingresos, los ahorros, las inversiones y la simplificación. Los ingresos pueden ser: del trabajo activo (requiere invertir tu tiempo y esfuerzo para ganar dinero de un negocio) o pasivos, sin trabajar. Los ahorros son imprescindibles para crear riqueza, los pobres no ahorran porque buscan satisfacción inmediata y se lo gastan todo, luego que has ahorrado de tus ingresos pasas al siguiente nivel, invertir tus ahorros, cuanto mejor sean invertidos más rápido crecerá tu riqueza (fortuna neta), los ricos invierten su tiempo y energía en aprender a invertir mejor, los pobres creen que invertir es cosa de ricos por eso nunca intentan aprender y siguen pobres. La simplificación es lo más difícil, es crear un estío de vida en el que necesites menos dinero para vivir, reduciendo tus gastos aumentan tus ahorros y tus posibilidades de invertir, para ser feliz económicamente debes necesitar muy poco dinero para vivir y tener todo invertido generando ingresos pasivos mientras puedes elegir vivir en una isla paradisiaca sin tener que ir a trabajar. Imagina que conduces un auto con una sola rueda, irás lento, accidentado, lleno de dificultades, girando en círculos, los ricos van con las 4 ruedas, ingresos, simplificación, ahorro, inversión, por eso van rápido, suave, directo y fácil.

La ley de Parkinson dice que los gastos aumentan en proporción de los ingresos, más ganas, más gastas en tu casa, ropa, viajes, auto, etc, por eso los ingresos nunca crearán riqueza, debes centrarte en tu fortuna neta y esta crecerá, no en tus ingresos, esto es en todas las áreas de tu vida, salud, amor, etc, en lo que te centras se expande y mejora, busca un coach financiero que te ayude a organizar tus finanzas para poder ahorrar e invertir y aumentar tu fortuna neta.

Declaración: “Me centro en aumentar mi fortuna neta”

Acciones: Averigua tu fortuna neta, suma el valor de todo lo que posees y resta el valor de lo que debes, todo el tiempo, siempre. Céntrate en los 4 factores de la fortuna neta, incrementa tus ingresos, reduce tus gastos simplificando tu estilo de vida, aumenta tus ahorros, aumenta tu rendimiento de las inversiones y aumenta tu fortuna neta. Contrata un buen planificador que te ayude aumentar tu fortuna neta.

Archivo N° 14

Los ricos administran bien su dinero.

Los pobres administran mal su dinero.

Los ricos no son más inteligentes que los pobres, solo administran bien su dinero, tienen hábitos programados para ser ricos, los pobres aún no se han programado para la riqueza, en la escuela nos enseñan sobre las guerras pero eso no lo utilizamos diariamente, es preferible aprender sobre administración financiera,  la prosperidad económica depende únicamente de como administremos el dinero, para dominar el dinero debes administrarlo, los pobres no administran su dinero porque creen que limita su libertad y que no tienen mucho dinero como para ponerse a administrarlo, y es al contrario, administrar te permite la libertad financiera y cuando comienzas a administrarlo empezará recién a crecer, empieza a administrar el dinero que tengas para poder tener más. “hasta que demuestres que sabes manejar lo que tienes no recibirás más.” Primero debes adquirir los hábitos para manejar bien tu dinero, luego tendrás más dinero para administrar.

Administración del dinero: Abre una cuenta bancaria (tu cuenta de la libertad financiera), de tus ingresos descuenta los impuestos y pon el 10% en la cuenta bancaria, será destinado únicamente en el futuro a inversiones para generar más ingresos pasivos, está destinado a crear una gallina de oro que ponga huevos de oro de ingresos pasivos, nunca podrás gastar este dinero, solo invertirlo, cuando te retires solo podrás gastar los huevos (los ingresos pasivos, las rentas, los intereses) pero nunca la gallina (el fondo de la cuenta), de este modo siempre crece y nunca te quedas sin dinero, puedes empezar con muy poco, lo importante no es la cantidad sino el hábito, en cuanto comiences a administrar bien tu dinero te sorprenderás de los resultados, cuando demuestras que administras bien tu dinero milagrosamente tienes más. Crea otra cuenta y pon el 10% para “jugar y divertirte” (masajes con piedras calientes, pepinos y cena), porque también debes atender tu espíritu, sino este saboteará los resultados, por otro lado, si gastas y no ahorras también te sentirás culpable y gastarás más y más para ocultar tus emociones de culpa, es un círculo vicioso, este dinero para jugar es para gastarlo en cosas extravagantes y debes hacerlo todos los meses como así también ahorrar el 10% todos los meses, la única manera de continuar esforzándote es premiándote. Crea otra cuenta con un 10% para “ahorros para gastos a largo plazo”. Crea otra cuenta con un 10% para “formación”. Crea otra cuenta con un 10% para “donativos y beneficencia”. Y crea otra ultima con un 50% para “gastos básicos”. Los pobres creen que cuando tengan ingresos elevados serán ricos pero, si no sabes administrarlo serás siempre pobre, no importa cuánto ingresa, lo que importa es lo que haces con lo que ingresa, empieza molestándote administrarlo pero luego te gustará, esperarás cada mes para dividir los ingresos en cada cuenta y poder ver como la fortuna neta va creciendo mes a mes, o controlas el dinero o él te controlará a ti, para poder controlarlo debes administrarlo, cuando controlas tu dinero te sientes más seguro, más confiado, más cerca del éxito, a estar más confiado en todas las áreas de tu vida, mejora tu felicidad, tus relaciones y tu salud. El dinero constituye una gran parte de tu vida y cuando lo controlas todas las áreas de tu vida mejorarán.

Declaración: “Soy un excelente administrador del dinero”

Acciones: Abre tu cuenta bancaria de libertad financiera, descuenta los impuestos y pon un 10% del resto y no lo gastes nunca, es para ingresos pasivos en el futuro, guarda un 10% para jugar y divertirte, un 10% para gastos a largo plazo, un 10% para formación, un 10% para donativos y beneficencia y un 50% para necesidades básicas, tengas el dinero que tengas comienza a administrarlo ahora y así podrás tener más.

Archivo N° 15

Los ricos hacen que su dinero trabaje mucho para ellos.

Los pobres trabajan mucho por su dinero.

Trabaja mucho para tu dinero y has que el dinero trabaje mucho para ti, trabajar mucho solamente no te hará rico, el tiempo es limitado, los ingresos de tu dinero no. Los ricos disfrutan tiempo libre jugando al golf, paseando, etc, mientras su dinero trabaja mucho, ellos saben que tienen que trabajar mucho por su dinero hasta que el dinero trabaje lo suficiente para reemplazarlos, en cambio los pobres trabajan por su dinero toda la vida, los ricos piensan: cuanto más haga trabajar mi dinero menos tendré que trabajar yo, el dinero es energía, los pobres usan la energía del trabajo, los ricos usan la energía del dinero, la energía de otras personas y la energía de sistemas empresariales, primero trabaja mucho por el dinero y luego has que el dinero trabaje mucho para ti, la gente trabaja para poder comer, los ricos trabajan para poder dejar de trabajar por necesidad, si trabajan es solo por placer, trabajan para lograr la libertad financiera lo más rápido posible, la libertad financiera es la capacidad de vivir el estilo de vida que desees sin tener que trabajar ni depender de otros para obtener dinero, para ganar tu juego del dinero debes tener los suficientes ingresos pasivos para pagar tu estilo de vida deseado, logras tu libertad financiera cuando tus ingresos pasivos son superiores a tus gastos, Existen dos fuentes de ingresos pasivos: la primera es el dinero trabajando para ti de ganancias de inversiones, acciones, obligaciones, letras del tesoro, fondos de inversión, mercados monetarios, poseer hipotecas, la segunda es ganancias de negocios en los que no necesitas trabajar, alquileres, derechos de autor, franquiciador, máquinas dispensadoras, ventas por internet, cualquier negocio sistematizado, para trabajar sin ti. Sin ingresos pasivos jamás podrás ser libre, a la gente no le gusta crear ingresos pasivos por 3 razones: primero por el condicionamiento, fuimos programados para no obtener ingresos pasivos, se nos enseñó a trabajar por dinero, nada de ingresos pasivos, la segunda razón es porque nunca nos enseñaron a ganar dinero con ingresos pasivos, no lo dimos en la escuela ni fuera de ella, nadie nos enseñó a crear estructuras de ingresos pasivos, no sabemos mucho sobre ingresos pasivos por eso no hacemos muchos ingresos pasivos, la tercer razón es que nunca le prestamos atención a los ingresos pasivos, hemos organizado nuestra vida y carrera profesional en ingresos de trabajo, nos equivocamos de objetivo económico, nos habíamos enfocado en ingresos de trabajo y no en pasivos. Debemos elegir trabajar en favorecer fácilmente a nuestros ingresos pasivos, si no comienzas a invertir trabajarás toda tu vida, elije profesiones que a largo o corto plazo te proporcionen ingresos pasivos, los pobres tienen patrones de trabajar por dinero, los ricos tienen patrones de generar ingresos pasivos, equilibran el placer inmediato con la inversión a largo plazo para la libertad del mañana, los pobres ponen excusas diciendo: ¿cómo voy a invertir en el mañana si apenas tengo para hoy? Pero el mañana se convierte en el hoy, si no te has ocupado hoy del problema del mañana, mañana tendrás el mismo problema otra vez, ocúpate hoy del problema del mañana así mañana no tienes problemas, los pobres elijen el ahora, los ricos el equilibrio, comprar cosas para tener satisfacción inmediata es tratar de compensar nuestra insatisfacción en l vida, gastar dinero que no tienes es gastar emociones, es una “terapia de emociones” directamente relacionada con la falta de realización en la vida y con tu patrón del dinero, si de niño tuviste padres tacaños de grande gastas demasiado por rencor y para mostrarte socialmente como “no tacaño”, debemos cambiar nuestros archivos mentales de “satisfacción material” por archivos de “libertad financiera”, dejar de estar programados para gastar, no gastar el dinero de manera inconsciente si queremos ser libres económicamente, es una sensación increíble tener tu mente y tu dinero bajo control. Debemos hacer que nuestro dinero trabaje para nosotros tanto o más que nosotros por él, para eso debemos dejar de gastarlo y ahorrarlo para invertirlo, los ricos tienen mucho dinero y gastan poco, los pobres tienen poco y gastan mucho, piensan a corto plazo, trabajan para ganar dinero para vivir hoy, los ricos piensan a largo plazo, trabajan para ahorrar, invertir y hacer que el dinero trabaje para ellos y les pague su futuro, acumulan activos que subirán su valor (terrenos) los pobres acumulan pasivos que pierden valor y cuentas pendientes para pagar esos pasivos. Las propiedades inmobiliarias pueden subir o bajar su valor pero a largo plazo siempre suben, te dan una entrada de dinero constante al alquilarla, cualquier propiedad es mejor que ninguna, “no esperes a comprar bienes inmuebles, compra bienes inmuebles y espera”, debes acumular terrenos, los ricos ven cada dólar como una semilla que puede plantarse para ganar 100 más, que después se pueden sembrar nuevamente para ganar 10.000 más, debes pensar que cada dólar es un soldado de inversión y su misión es la libertad, cuida a tus soldados, no los dejes morir fácilmente y así ellos cuidarán de ti.

Acciones: Infórmate, asiste a seminarios sobre inversiones, lee libros mensualmente, conviértete en experto en las diferentes áreas de inversión, cambia tu enfoque de ingresos activos a ingresos pasivos, has una lista de posibles fuentes de ingresos pasivos, investígalos y toma acción sobre estas estrategias, compra bienes inmuebles.

Archivo N° 16

Los ricos actúan a pesar del miedo.

Los pobres dejan que el miedo los detenga.

Recuerda el proceso de manifestación: Los pensamientos conducen a los sentimientos, estos a las acciones y estas a los resultados. Muchos piensan en ser ricos, pero solo con pensar no van a ser ricos, debemos hacer algo para lograr el éxito, pensar, meditar es bueno, pero tienes que pasar a la acción, la acción es el puente entre nuestros pensamientos (nuestro mundo interior) y nuestros resultados (mundo exterior), lo que nos retiene a tomar acciones es el miedo, nuestros mayores obstáculos hacia el éxito y la felicidad son los miedos, las dudas y las preocupaciones, los ricos están dispuestos a actuar a pesar del miedo y los pobres dejan que el miedo los detenga, esperan que la sensación de miedo disminuya o desaparezca antes de pasar a la acción y así se pasa toda la vida esperando. El verdadero guerrero puede domar a la cobra del miedo, no piensa en huir, matar o liberarse, solo domar el miedo. Los ricos y poderosos tienen miedo, dudas y preocupaciones, pero no dejan que esos sentimientos los detengan mientras que los no exitosos se detienen. Para tener éxito no necesitas liberarte del miedo, solo no dejes que te detenga, dómalo, debes cambiar el hábito de no actuar por el de actuar a pesar del miedo, la duda, la preocupación, la incertidumbre, los inconvenientes, la incomodidad y no estar de humor, si dejas que las circunstancias te detengan no es por el tamaño de esa situación o desafío, es por el tamaño de tu determinación, o eres una persona que se detiene o una que no se detiene, tú eliges ser un guerrero y tener éxito o no serlo y no tenerlo, el guerrero está dispuesto a hacer lo que haga falta para lograr su meta, se entrena para que nada lo detenga, sabe que no siempre va a estar cómodo y que no será siempre fácil, si solo estas dispuesto a hacer las cosas fáciles la vida será dura, si estás dispuesto a hacer lo duro la vida será fácil. La clase media basa sus acciones en lo fácil y cómodo, los ricos en lo difícil y duro. Es importante actuar a pesar de la incomodidad porque lo cómodo es lo que te trajo a donde te encuentras ahora, pero si sales de tu zona de confort vas a lograr otras cosas, si estas en un nivel 5 y quieres subir debes salir de tu zona de confort, tendrás que atravesar su zona de incomodidad, la clase media no está dispuesta a estar incomoda ya que su mayor prioridad es estar cómodos, a los ricos y prósperos no les gusta la comodidad porque no te permite crecer como persona, no ven la comodidad como algo bueno, ellos buscan constantemente expandir su zona de confort estando fuera de su zona de comodidad, ahí es donde se crece, es como invertir, invierten cuando salen de la comodidad y el interés es ser mejor que antes, subir de nivel, aumentar sus capacidades y su potencial, la comodidad es algo negativo para el crecimiento, solamente creces cuando te sientes incomodo asique cuando te sientas incomodo en vez de abandonar y buscar tu vieja zona de confort di: “debo estar creciendo” y continua avanzando, para ser rico debe resultarte cómodo estar incomodo, debes buscar la incomodidad y hacer lo que te asusta, tu zona de comodidad equivale a tu zona de riqueza, Z.C. = Z.R. expandiendo la primera expandes la segunda, por el contrario, si no expandes tu zona de confort asumes menos riesgos, aprovechas menos oportunidades, conoces menos gente y pruebas menos estrategias nuevas, cuanto más cómodo quieres estar te haces más pequeño por el miedo a crecer, debemos estar dispuestos a hacer lo incómodo y poder atraer y retener más riqueza, si tu contenedor es grande tu riqueza alcanzará ese tamaño, debemos expandir nuestra zona de confort constantemente estando incómodos para que crezca nuestra capacidad de retener y crear más riqueza, estar incómodos no nos perjudica, lo que si nos perjudica es estar cómodos y no buscar ideas, oportunidades, acciones y crecimiento, la comodidad no crea riqueza ni felicidad, la felicidad es consecuencia de vivir creciendo en búsqueda de nuestro máximo potencial, y no de vivir sin entusiasmo, sin actuar, preguntándonos que podría haber sido si hubiera hecho otra cosa, el miedo a estar incomodo, inseguro o asustado no debe detenerte, reconoce que es solo una sensación pero no te detiene, si prosigues obstinadamente a pesar de la incomodidad alcanzarás tu meta, cuando te sientas cómodo has dejado de crecer, para seguir desarrollándote debes vivir siempre al borde de tu caja, para lograr el hábito hay que practicar actuar a pesar del miedo, la incomodidad, los inconvenientes y de no estar de humor, así actuando a pesar del miedo creces a un nivel más elevado y también crece tu cuenta bancaria. Somos mucho más grandes que nuestra mente, ella es una poderosa herramienta como la mano, debemos entrenar nuestra mente y mandar sobre ella para tener la habilidad para ser feliz y tener prosperidad, el primer paso para entrenar la mente es observándola y ver como constantemente produce pensamientos que no contribuyen a tu felicidad ni a tu prosperidad, el segundo paso es una vez que ya identificaste los pensamientos contraproducentes es reemplazarlos y sustituirlos por pensamientos estimulantes y que funcionen, adopta nuevas actitudes como propias, nuevas formas de pensar y de ser, no esperes que te inviten, debes decidirte tú, deja los hábitos contraproducentes y decide que tu vida sea mejor, toma la decisión de que a partir de ahora tu diriges a tus pensamientos y no ellos a ti, tu mente ya no es la capitana del barco, sino tú, tu mente trabaja para ti, puedes elegir tus pensamientos, tienes la capacidad de anular cualquier pensamiento que no te ayude en todos los momentos y circunstancias, puedes centrarte en pensamientos auto estimulantes de crecimiento, tienes el poder de controlar tu mente, ningún pensamiento vive en tu cabeza sin pagar alquiler, pagarás el precio de tus pensamientos negativos, pagarás en dinero, en energía, en tiempo, en salud y en felicidad. Para mejorar tu nivel de vida distribuye tus pensamientos en dos categorías: estimulantes y negativos, observa que los tienes y ve si te ayudan o dañan, fortalece y mantén los pensamientos estimulantes y deja de centrarte en los negativos, cuando aparezca un pensamiento negativo debes anularlo y cambiarlo por uno de poder, estimulante y productivo. Si practicas esto tu vida cambiará para siempre, el pensamiento positivo es para fingir que todo está bien cuando en realidad crees que no es así, el pensamiento de poder es tener el control, es darle nuestro propio significado a nuestra historia, poder darle nuestro significado a lo que pasó, pasa y pasará, darle el significado que queremos a todo, en ambos casos estamos inventando una historia, es mejor inventarnos una historia que nos ayude, esto es más útil y nos da felicidad.

Declaración: Actúo a pesar del miedo, la duda, la preocupación, de los inconvenientes, de la incomodidad y cuando no estoy de humor.

Acciones: Anota tus mayores preocupaciones, inquietudes sobre el dinero, desafíalos, anota que harías si la situación que temes sucediera, ¿podrías aun sobrevivir? ¿podrías recuperarte? lo más probable es que si, entonces deja de preocuparte y empieza a hacerte rico, practica salir de tu zona de confort, toma intencionalmente decisiones incomodas, habla con personas que no hablas, despiértate una hora antes, sigue el camino del guerrero ilustrado, te entrenarás para ser imparable, usa el pensamiento de poder, obsérvate a ti mismo y estudia tus patrones de pensamiento, elige pensamientos que contribuyan, aumenten tu felicidad y a tu éxito, prosperidad, riqueza, desafía a tu voz interior cuando te diga “no puedo”, no permitas que esa voz que nace del miedo y la comodidad te gane, has un pacto o compromiso contigo mismo en el que cada vez que tu comodidad no te permita hacer algo lo harás igualmente y nada saboteará tu éxito, para mostrarle a tu mente que tú eres el jefe, no ella, así incrementarás tu confianza increíblemente y tu voz cada vez se quedará más callada al ver que no le haces caso y no produce ningún efecto en ti.

Archivo N° 17

Los ricos aprenden y crecen constantemente.

Los pobres piensan que ya lo saben.

Las tres palabras más peligrosas: “ya lo sé”. La manera de comprobar que realmente sabes algo es ver si lo vives, si no lo vives es que en realidad no lo sabes, solo has oído hablar de eso, has leído sobre ello o hablas sobre ello, pero no lo sabes, si no eres verdaderamente rico y feliz es muy probable que aun te queden cosas por aprender acerca del dinero y la felicidad, recuerda: si no te va como quieres es porque hay algo que no sabes, debes pasar de ser un sabelotodo a un aprendelotodo, a partir de ese momento todo cambiará. Lo pobres tratan de demostrar que tienen razón, se ponen una máscara para demostrar que ya tienen todo resuelto, como que el hecho de que estén arruinados es solo por mala suerte, puedes estar arruinado o ser rico, pero no las dos cosas, puedes ser infeliz o feliz, pro no las dos cosas, tus viejas maneras de pensar y de ser son la causa de la situación en que estas, si sigues haciendo lo que has hecho siempre continuarás obteniendo lo que siempre has obtenido, ya conoces tu forma de ser y actuar, lo que necesitas es conocer formas nuevas, archivos mentales nuevos que influyen en nuestro pensamientos, en nuestras acciones y en nuestros resultados. Es imprescindible continuar aprendiendo y creciendo, toda materia viva se encuentra en constante cambio, no permanece estática, la planta si no crece se está muriendo, lo mismo pasa con el ser humano, si no estás continuamente aprendiendo te quedaras atrás. Los pobres dicen que no pueden aprender por falta de tiempo o dinero, Benjamín Franklin decía: “si piensas que la formación es costosa prueba con la ignorancia”, el conocimiento es poder, el poder es la capacidad de actuar, los pobres no asisten a cursos de formación porque creen que no tienen tiempo para eso, creen que no necesitan el curso, los ricos piensan “con que pueda aprender una sola cosa vale la pena”, si no tienes tiempo para hacer lo que quieres hacer eres un esclavo moderno y si no tienes plata necesitas aprender mucho más sobre el dinero, la única forma de tener dinero es saber jugar al juego del dinero por dentro y por fuera, fórmate en habilidades y estrategias de aumentar tus ingresos, administración e inversión del dinero de forma eficaz. Si piensas que haciendo lo mismo que has hecho vas a tener diferentes resultados estas en problemas de locura, si lo que estás haciendo está funcionando eres rico y feliz, si piensas otras cosas es justificarte poniendo excusas para mantenerte cómodo. Yo, como tu entrenador, debo exigirte más de lo que tú te exigirías, porque si no ¿para qué necesitarías un entrenador?, mi objetivo es inspirarte, entrenarte, animarte, persuadirte y hacer que observes todo aquello que te ha estado deteniendo en tu camino a la prosperidad, debes hacer lo que haga falta para pasar al siguiente nivel en tu vida, para ser más feliz y más rico, así tengas que desarmarte y reconstruirte. El éxito es una habilidad que debemos aprenderla, para cualquier actividad si quieres ser bueno debes aprender a serlo, mejorar rápida y constantemente, para ser rico y feliz debes aprender a serlo, no importa el punto de partida, lo que importa es que estés dispuesto a aprender, todo maestro fue alguna vez aprendiz, nadie nace siendo un genio en las finanzas, toda persona rica aprendió a triunfar en el juego del dinero, si ellos pudieron yo puedo. Primero debemos formar nuestra mente y nuestro carácter, la forma más rápida de ser rico y permanecer siéndolo es trabajar en desarrollarte a ti mismo, cultivarte para crecer hasta convertirte en una persona próspera, “tu mundo exterior es un reflejo de tu mundo interior” “tú eres la raíz, tus resultados son los frutos”, te llevas a ti mismo contigo a donde quiera que vayas, si cultivas tu carácter, tu mente y eres próspero triunfarás en cualquier cosa que hagas, adquirirás el poder interior y se reflejará en el exterior, si eres una persona de nivel 10 obtendrás resultados de nivel 10, si eres 5 obtendrás 5, si no realizas el trabajo interior y recibes dinero lo perderás, el orden para el éxito es: “ser, hacer, tener”, los pobres creen que el orden es: “tener, hacer, ser”, dicen: “si tuviese mucho dinero podría hacer lo que quisiera y sería feliz, los ricos entienden: “si soy una persona próspera, podré hacer lo que necesito hacer para tener lo que quiero”, saben que el objetivo de crear riqueza es cultivarte hasta convertirte en la mejor persona que puedas ser, el objetivo de todos los objetivos es: “cultivarte como persona”, a Madonna le preguntaron: ¿por qué cambias de imagen, estilo y de música todos los años?, ella respondió: “la música es el medio de expresar mi yo, al reinventarme a mí misma cada año eso me obliga a crecer para convertirme en la clase de persona que quiero ser”, el éxito no está en lo que tienes, sino en quien te has convertido, sé por experiencia personal que cualquier persona puede formarse y tener éxito, la formación funciona!, los que más entrenan más ganan, cuanto mejor seas más ganarás, para ser mejor es imprescindible aprender, debes aprender de aquellos que están donde quieres estar, de verdaderos maestros en el mundo real, de personas mejores en ese campo que tú, no de personas igual de arruinados, para invertir en alguien o confiar tu dinero a alguien pregúntale cuál es su fortuna neta, si vas a escalar el Everest contrata un guía que lo haya escalado antes, que lo conozca más que tú, alguien que sepa exactamente cómo hacerlo, pon toda tu atención y energía en aprender permanentemente y sé muy selectivo al elegir de quien aprender, una persona arruinada solo puede enseñarte a estar arruinado, contrata un entrenador de éxito personal.

Declaración: “Me comprometo a aprender y crecer constantemente.”

Acciones: Comprométete en tu crecimiento, cada mes lee un libro, escucha audios, ve a seminarios sobre desarrollo personal para aumentar tus conocimientos, tu confianza y tu éxito, contrata un entrenador personal que te mantenga en guardia.

¿Qué hacer?

Utiliza estos principios para mejorar tu vida, leer es un comienzo, pero para tener éxito debes actuar, tus acciones son las que cuentan, tu patrón financiero marca tu destino financiero, has las declaraciones y actúa en consecuencia, has los ejercicios de la programación verbal, de los modelos de referencia y los incidentes concretos, para cambiar tu patrón financiero, memoriza los 17 archivos de riqueza para que se arraiguen en tu mente, vas a ver la vida y el dinero de un modo diferente, tomarás nuevas opciones y decisiones y tendrás nuevos resultados. Para acelerar este proceso has las acciones de cada archivo de riqueza. Tienes que poner todo este material en práctica, no solo leerlo, o solo hablar de ello, no solo pensar en ello, sino hacerlo realmente, los ejercicios de acción son imprescindibles. Ten cuidado con tu voz interior condicionada que te dice: “no necesito hacer ejercicios”, ella te quiere mantener en tu zona de confort, no la escuches, has las acciones y verás cómo tu vida cambia. La repetición es la madre del aprendizaje, relee este libro muchas veces, cuanto más estudies estos conceptos más natural y automático lo podrás apropiar, fórmate, inspírate para vivir mejor, ten coraje, decisión y alegría en vez de miedo, necesidad y obligación. Gracias por emplear tu tiempo valioso leyendo esto, te deseo un tremendo éxito, felicidad verdadera y libertad.